JUGAMOS CON LA OSCURIDAD : A SUMMER NIGHT (NOCHE DE VERANO).

EXPERIENCIA EN UNA CLASE DE INGLÉS CON ALUMNOS DE EDUCACIÓN INFANTIL Y PRIMER CICLO DE PRIMARIA.
 
 



 
 
 

Todo empezó un día de primavera. Una mosca entró en clase de Educación Infantil de 4 años, una niña la señaló un tanto alarmada, seguida por dos, cuatro... , cuando me quise dar cuenta todos los niños estaban gritando y llenos de pavor a causa de un pobre bichito. Yo no entendía nada, ¿por qué  tanto alboroto ?.

Y es que todos los niños, a lo largo de su desarrollo, experimentan unos u otros miedos, los más corrientes son : de 2 a 4 años a los animales, y de 4 a 6 años a la oscuridad, a las tormentas, y a monstruos imaginarios. Generalmente es una fase pasajera, no es en sí un problema. A estas edades tempranas se sienten indefensos, desorientados ante un mundo que todavía no conocen y no controlan, desprotegidos ante lo desconocido.  Los miedos desaparecerán con el paso de los años, cuando el niño se sienta capaz de enfrentarse con éxito a los peligros que desconoce.

Yo había observado recientemente, que en el patio del recreo alguno no quería pasar por un determinado sitio, porque había hormigas, incluso sentía que le miraban "Esa me está mirando" comentaba muy alarmado. "En casa, en el parque, ocurría lo mismo", señaló una madre cuando les conté lo sucedido. A medida que se desarrolla en los niños la inteligencia y el lenguaje los miedos van apareciendo. Observamos, tanto padres como profesores, que los niños se vuelven miedosos. Su pensamiento y su imaginación les llevan a representarse unas amenazas del medio que les rodea, a los desconocidos...

Si este pánico aumenta se puede contagiar a otros, por lo que lo más importante para el niño es que se le transmita tranquilidad y confianza en sí mismo. Si estamos preocupados ya que la clase se nos va de las manos por la dichosa mosca, o por la hormiga, o por tener que apagar las luces cuando vamos al vídeo...; los niños pueden captar nuestra preocupación, debido a que son muy receptivos. En situaciones de este tipo no hay que preocuparse, se actúa mostrándose tranquilos y seguros y así se transmite confianza a los niños. Al enseñar a los niños a relajarse les transmites la ideas de que sus preocupaciones y sus miedos pueden controlarse.

Aunque estos miedos son corrientes en los niños y forman parte de su desarrollo, pienso que es importante hacer algo al respecto, sin darle excesiva importancia pero considerando que "conocer un miedo y enfrentarse a él es la mejor manera de vencerlo" como apuntan María Caparrós y Amparo Negro en su artículo "Los miedos infantiles" en la revista Comunidad Educativa.

Por lo que adapté la rima tradicional "Here are grandmaís glasses".

Here are (nombre del niño) glasses

Iím not scared at all

Here are (nombre del niño) glasses

No flies, no ants, No ! No !

En Halloween este último verso se puede adaptar con personajes de miedo como por ejemplo :

No ghosts, no monsters No ! No !
 

Nos ponemos los dedos alrededor de los ojos a modo de gafas y simulamos que son las gafas del niño nombrado, y que nos ayudan a no tener miedo.

De esta forma, a muy pequeña escala, hicimos frente al miedo que sentían por los animales, pero no obstante, había más, el miedo a la oscuridad era bastante frecuente, por lo que , ya en verano, y transcurrido casi todo el curso, cuando los niños ya no consideran al especialista de inglés como a un desconocido, el aula de inglés ya no era un espacio nuevo para ellos... podíamos jugar con la oscuridad.

Casi todos los miedos son peores a oscuras. Aquí nos pueden acechar grandes peligros y es sencillo que vengan a nuestra imaginación monstruos y seres indescriptibles. ¿Cómo hacerles descubrir la tranquilidad estando a oscuras ? ¿Cómo permanecer seguros en una situación que nos genera angustia ? ¡Jugando!, ¡Jugando con la oscuridad! Y así podremos ayudarles a superar sus miedos.

Preparación del material :

  • Elegimos unas mesas grandes, bien del comedor, o de la clase de plástica... y las cubrimos con sábanas viejas, o con mantas, o con papel continuo oscuro... de tal forma que debajo de la mesa se esté completamente a oscuras. Es entonces cuando ya tenemos el escenario preparado. También podemos apagar las luces de la clase, pero debemos asegurarnos que al proyectar la luz de la linterna en la pared se puedan apreciar las imágenes que nosotros queremos.
  • Hacemos agujeros en la tapa de un bote, y lo ajustamos con celo a una linterna. Cuando lo proyectemos sobre una superficie, parecerán estrellas. Si lo proyectamos sobre el techo será nuestro cielo estrellado de una noche de verano : "A Summer Night".
Se ha demostrado que las primeras experiencias influyen en las actitudes hacia el proceso del aprendizaje, en el concepto que el niño tiene de sí mismo, y en la capacidad para formar y mantener relaciones sociales y emocionales en el futuro.

1. Nos preparamos para irnos de aventura :

Antes de ponernos debajo de las mesas, la actividad que llamaremos "A Summer Night" , comentamos que en verano se pueden ver muchas estrellas en el cielo. Podemos enseñarles la canción tradicional : "Twinkle Twinkle Little Star", que cantaremos después debajo de la mesa, cogidos de la mano para tener más seguridad. No estamos a oscuras totalmente porque las estrellas y la luna nos iluminan.

 
 

También podemos contarles el cuento adaptado de "Happy Birthday Moon" de Fran Asch Books, donde se muestra a la luna como amiga de un osito, y si los niños se sienten identificados con él, amiga nuestra también, ¿por qué no ?. Es muy importante ayudar a los niños a familiarizarse con los libros, ya que son un compañero ideal para toda la vida, con los que pueden aprender montones de cosas, se distraen , y disfrutan de unas historias atractivas que le acercan al nuevo idioma, además desarrollan su imaginación de una forma asombrosa. A los niños les encanta que les lean y les enseñen cuentos, porque con ellos además de aprender vocabulario, estructuras nuevas... dan rienda suelta a su fantasía. Los niños en una edad temprana están en la etapa de descubrir el mundo, y gracias a las historias que les contamos lo consiguen satisfactoriamente.

Te piden que les relates el cuento muchas veces, ya que así interiorizan la historia que les es familiar, y de esta forma van adquiriendo cada vez más seguridad en sí mismos. El cuento se ha adaptado al vocabulario que conocen, al que se les introduce como nuevo, de una forma atractiva e interactiva. Todo lo que un niño experimenta influye en su conocimiento posterior. Si todos participamos de sus emociones, experiencias, y descubrimientos, éstos disfrutarán mirando y escuchando lo que les presentemos.

Para abrir una ventana a sus emociones también podemos aprendernos la siguiente rima  tradicional:

In the dark, dark house

there is a dark dark room

in the dark, dark room

there is a dark, dark bed

In the dark, dark bed

Itís me !

Los niños tienen gran capacidad para comprender y utilizar el lenguaje. Una característica importante del desarrollo del lenguaje es su velocidad de adquisición, que debe ser afianzado con la reiteración de vocablos y estructuras, al contarles cuentos, cantar canciones, aprender rimas...

2. Camino hacia la aventura :

Tras realizar todas estas actividades, ya somos amigos de las estrellas, la luna y de la oscuridad. Ahora seguimos la pista hacia la aventura. Para ello hemos colocado estrellas de colores por el camino. Cada niño encontrará una, diciendo donde estaba situada, si arriba "up" o abajo "down", nombrará su color, y su tamaño : "big / small" si es grande o pequeña, las contamos, secuenciamos teniendo en cuenta los colores, tamaños... las clasificamos.

También les podemos preguntar sobre ellas, jugando a "Mr Wrong" , un Señor que siempre se

equivoca cuando habla, y ellos le van a ayudar al describir las estrellas que nos vamos encontrando. ; para ello los niños van respondiendo "yes/no" si o no, o bien construir pequeñas frases aclarando el verdadero concepto.

Al desarrollarse esta actividad al final de curso nos da pie a repetir muchas palabras y expresiones aprendidas. Los niños emiten todos los sonidos vocales conocidos, pero sólo retienen aquéllos que oyen con regularidad, por lo que es muy aconsejable repetir constantemente lo que queramos que aprendan.

3. Por fin ya es de noche :

Cuando ya todos hemos participado debajo de las mesas, u oscurecemos la clase. Los niños tienden hacia el comportamiento exploratorio, necesitan y disfrutan con la variedad, y la curiosidad. Encendemos la linterna con la tapa del bote llena de agujeros. Debemos tener en cuenta que cuanto más alejemos o acerquemos el foco luminoso, obtendremos mayor o menor nitidez en nuestras estrellas que aparecerán en el cielo. "Itís Summer Night !". Cantamos la canciones aprendidas, contamos historias ( la rima aprendida)...

Podemos cambiar la tapa de la linterna, y trabajamos distintas figuras, inventándonos distintas constelaciones : con forma triangular, circular o cuadrada, e incluso utilizando papeles de celofán de distintos colores, obtendremos una gran variedad de estrellas. También podemos utilizar las estrellas que brillan por la noche, para hablar sobre ellas, contarlas decir su tamaño...

4. Fin de la aventura :

A veces los maestros nos centramos demasiado en los contenidos conceptuales, y nos da miedo la investigación para mejorar nuestra práctica. Cuando un niño se aburre, o bien no participa, debemos ofrecer otras alternativas, que complementen y amenicen el uso del lenguaje oral, tales como realizar trabajos manuales, pintar y hacer construcciones o pequeñas obras de arte, que luego se expondrán en clase, o se llevarán a casa para enseñárselo a todos, y en general todas las actividades que tanto les gustan a los niños ; a la vez que comunicamos lo que hemos aprendido en este segundo idioma, el Inglés, y así, podrán sentirse más satisfechos con ellos mismos.

Los niños deben hacer cosas que les interesen, así se desarrollará su iniciativa y su confianza en sí mismos. También es muy divertido hacer un móvil, y mientras colgamos sus respectivas estrellas, podemos pedir un deseo " I wish...". Lo más importante no es el móvil en sí, lo realmente importante es el juego, que les resulte divertido, estimulante y variado, de tal forma que estas actividades lúdicas sirvan para estimularles e iniciarles en la Educación en Valores.

Las máscaras es algo que les atrae mucho, podemos hacer modelos de animales que viven por la noche como : murciélago "bat", búho "owl", ratón "mouse"... y utilizarlas de camino a la

aventura, y durante toda la sesión. Con esta clase de juguetes, realizados por ellos mismos, transmitimos la igualdad, solidaridad... y afianzamos su autoestima y confianza en sí mismos. El niño cuando juega imita situaciones o acontecimientos que ha experimentado ; debemos evitar que reproduzca escenas violentas, y conducir su juego hacia una actitud crítica y positiva. Nos lo llevamos a casa, y serán nuestros amigos, que nos recordarán que no hay que tener miedo a la oscuridad.
 

Bibliografía : 

  • María Caparrós y Amparo Negro. "Los miedos infantiles" Revista Comunidad educativa. Febrero 81.
  • John Pearce. Ansiedades y miedos. Ediciones Paidós. 1995
  • Jornadas de Educación Infantil. Consejería de educación de la Comunidad de Madrid 1999.
  • Recursos en la red de Internet : magisnet, the idea box, new themes...
Volver a la página principal